Noticias Inicio 22

Noticia    No. 21

20 ES EN
AGO-29, 2014
Artículo externo
Explotación en el Mar del Norte, Statoil

Explotación en el Mar del Norte, Statoil

CANADÁ COMPITE:
LO QUE NORUEGA HIZO CON SU PETRÓLEO Y LO QUE NOSOTROS NO HICIMOS

Esther Hsieh, Especial para The Globe and Mail, Mayo del 2013

Cuando se descubrió petróleo en la plataforma continental noruega en 1969, Noruega era muy consciente de la naturaleza finita de petróleo, y no perdió tiempo a legislar políticas para manejar el recurso recién descubierto de una manera que le daría a los noruegos a largo plazo la riqueza, beneficiará a toda la sociedad y hacerlos competitivos más allá de sólo un exportador de materias primas.

"Noruega preparó el fundamento correctamente desde bastante temprano", dice John Calvert, profesor de ciencias políticas en la Universidad Simon Fraser. "Ellos entendieron de qué se trataba y se puso en marcha la política pública de la cual se han beneficiado mucho."

Esto está en contraste a enfoque de libre mercado de Canadá, sostiene, donde nuestro gobierno está desalentado de planificación pública a largo plazo, a favor de permitir que el mercado determine el ritmo y el alcance del desarrollo.

"Yo diría con fuerza en que los noruegos han hecho un trabajo mucho mejor en relación a la gestión de sus recursos [de petróleo]," dice el profesor Calvert.

Siendo el Nº 15 en el ranking de competitividad global del Foro Económico Mundial, Noruega ocupa el tercer lugar entre todos los países de su entorno macroeconómico (frente al cuarto el año pasado), "impulsado por los ingresos petroleros extraordinarios combinados con una gestión fiscal prudente", según el Foro.

Antes de que se descubriera petróleo, la Ley del 21 de junio 1963 de la gestión de la plataforma continental noruega ya se encontraba en el lugar. Esta legislación ya ha sido actualizada varias veces, la última vez en 1996, ahora se considera Ley del Petróleo de Noruega, que incluye la protección de la pesca, las comunidades y el medio ambiente.

En 1972, el gobierno fundó el precursor de Statoil ASA, una empresa petrolera integrada. (En 2012, los dividendos de acciones gubernamentales de Statoil fue de $ 2,4 mil millones). En el mismo año, la Dirección de Petróleo de Noruega también se estableció, un órgano administrativo del gobierno que tiene el objetivo de "crear los mayores valores posibles para la sociedad de las actividades de petróleo y gas por medio de una gestión prudente de los recursos."

En 1990, el precursor del Fondo de Pensiones del Gobierno - se estableció Global (GPFG), un fondo de riqueza soberana, por los ingresos petroleros excedentes. Hoy la GPFG vale más de $ 700 mil millones.

Mientras que no cabe duda de que Noruega le ha ido bien con su petróleo y gas, a diferencia de muchas naciones basadas en recursos naturales, Noruega ha invertido sus petrodólares en forma tal como para crear y sostener otras industrias donde también es competitiva a nivel mundial.

La segundo exportación más grande de Noruega es suministros para la industria petrolera, señala Ole Anders Lindseth, el director general del Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega.

"Así que las actividades de petróleo y gas han rendido más que los ingresos en beneficio de las futuras generaciones, sino que también ha creado empleo, lugares de trabajo e industrias altamente calificados," dice el Sr. Lindseth.

Maximizar el recurso también es muy importante.

Debido a que el gobierno está altamente invertido, (las ganancias del petróleo están gravadas con el 78 por ciento, y en 2011 los ingresos tributarios fueron de $ 36 millones de dólares), es tan interesados como las compañías petroleras, que desean maximizar sus ganancias, en la extracción de la máxima cantidad de hidrocarburos de los yacimientos. Esto ha inspirado a los avances tecnológicos tales como la perforación en paralelo, dice el Sr. Lindseth.

"La tasa de extracción en Noruega es de alrededor de 50 por ciento, lo cual es extremadamente alto en el promedio mundial", añade.

Noruega también ha logrado evitar en gran medida la llamada enfermedad holandesa (una disminución en otras exportaciones debido a una moneda fuerte) por dos razones, dice el Sr. Lindseth. El fondo de riqueza GPFG se invierte en gran parte fuera de Noruega por la legislación, y el retiro anual máxima es de 4 por ciento. A través de estas dos medidas, Noruega ha evitado la hiperinflación, y ha sido capaz de mantener sus industrias tradicionales.

En Noruega, no hay industria más tradicional que la pesca.

"Ya en el siglo 12 ellos ya estaban exportando bacalao a lugares de Europa", explica Rashid Sumaila, director de la Unidad de Investigación de Economía Pesquera de la Universidad del Centro de Pesca British Columbia.

Prof. Sumaila pasó siete años estudiando economía en Noruega y utiliza la teoría de juegos para estudiar las poblaciones de peces y los ecosistemas. Los peces no prestan atención a las fronteras internacionales y su investigación muestra cómo el comportamiento cooperativo es económicamente beneficioso.

"El noventa por ciento de las poblaciones de peces de los cuales Noruega depende son compartidas con otros países. Es un país que tiene más cooperación y colaboración con otros países que cualquier otro país que conozco ", dice el profesor Sumaila.

"Eso es [en parte] por qué todavía tienen su bacalao y nosotros hemos perdido el nuestro", añade, señalando que no sólo están controlados las cuotas y la pesca ilegal en gran medida, la política en Noruega se basa en la evidencia científica y la consideración de la sostenibilidad de la ecosistema en su conjunto.

Prof. Sumaila cita los recientes cambios en la Ley de Pesca de Canadá, como un contra-ejemplo: "Para proteger el hábitat, usted tiene que demostrar una relación directa entre el hábitat, el pescado y la economía", dice, y agrega: "Ese es el tipo de debilitamiento que los noruegos no lo hacen. "

Svein Jentoft es profesor en la Facultad de Biociencias, Pesca y Economía en la Universidad de Tromso. Agrega que el estilo de gestión cooperativa de Noruega, sobre todo a nivel nacional, ha sido clave para el éxito continuo de las pesquerías.

"El sistema de gestión [de poblaciones de peces] es el resultado de la relación positiva, constructiva y de confianza entre la industria, por un lado y el gobierno por el otro lado," dice el profesor Jentoft. "Ellos han sido capaces de ponerse de acuerdo sobre las cuestiones que usted y muchos otros países no han sido capaces, en gran parte porque el gobierno ha escuchado a los pescadores."

Sin embargo, el profesor Jentoft no está de acuerdo con todas las políticas de su gobierno. Él está preocupado sobre cómo el sistema de cuotas y licencias concentra la riqueza y el impacto que esto tendrá en las comunidades pesqueras.

Él predice que las poblaciones silvestres de Noruega seguirán siendo saludables en el futuro previsible y que la industria de la acuicultura (piscifactorías), donde los noruegos son los líderes del mundo, seguirá creciendo.

En 2009, la exportación total de pescados y mariscos de Noruega fue de $ 7.1 mil millones, $ 3.8 mil millones fue en la acuicultura. Para el 2011, las exportaciones de la acuicultura noruega crecieron a US $ 4,9 mil millones. En Canadá, las exportaciones totales de pescado y marisco en el 2011 fueron de $ 3,6 mil millones, con aproximadamente un tercio de la acuicultura.

Bosques de Noruega son otro importante recurso natural, y su industria de celulosa y papel tiene muchos paralelismos con la de Canadá. Ambas naciones son exportadores fuertes de papel de periódico. Con mucho menos demanda desde la amplia adopción de la Internet y la competencia de las fábricas modernas de los mercados emergentes, ambas naciones han sufrido a través de la reducción de tamaño y de cierres de molinos en la última década. Ambos han estado buscando formas de adaptarse.

La planta de celulosa y papel Borregaard en Sarpsborg se ha convertido en una de las biorrefinerías más avanzados del mundo. De la madera, se crean cuatro productos principales: celulosa especial, lignosulfonatos, vainillina y etanol, además de 200 GWh al año de bioenergía.

"Usted tiene una cartera diversificada de productos", explica Karin Oyaas, director de investigación en el Instituto de Investigación de Papel y de Fibra en Trondheim. "El molino Borregaard utiliza todas las partes de la madera y tienen una variedad de productos, de modo que si uno de los productos tiene un precio bajo durante unos años, entonces tal vez algunos de los demás productos tienen un precio alto."

Ella siente que este es un cambio fundamental en la dirección de la industria en Noruega. Ella no quiere ver a la industria poniendo todos sus huevos en una sola canasta, como lo hizo con papel de periódico.

Dr. Oyaas también piensa que el cambio de imagen de la industria es clave para su supervivencia y el éxito en Noruega. La industria forestal no obtiene el mismo tipo de atención como la industria del petróleo, ni tiene la imagen de alta tecnología. Pero es igual de alta tecnología, y tiene la ventaja de ser un recurso renovable.

"Se puede hacer cualquier cosa des bosque. Se pueden hacer los mismos productos que se pueden hacer del petróleo ", explica el Dr. Oyaas.

Original en Inglés:
http://www.theglobeandmail.com/report-on-business/economy/canada-competes/what-norway-did-with-its-oil-and-we-didnt/article11959362/
Esther Hsieh
Especial para The Globe and Mail, Mayo del 2013